Hoy en día, lo “normal” es generar ingentes cantidades de basura, irla metiendo en bolsas, y en los lugares privilegiados que disponen de recogida selectiva de residuos, la gente concienciada separará su basura para que una pequeña parte sea reciclada. Pero lo normal es que todo acabe en el vertedero.
Si tenemos un jardín o incluso una terraza, podemos reciclar nuestra basura orgánica a la vez que generamos compost, que podremos usar para mejorar la estructura del suelo de nuestro jardín, o para rellenar nuestras macetas ¿queréis saber cómo? Los Amigos de la Tierra escribieron este sencillo manual.

(más…)