Incluso en el desierto más árido de la tierra, Atacama al norte de Chile, es posible conseguir agua. Gracias al aire húmedo que viene del pacífico, es posible recolectar el agua de la bruma que se forma por las mañanas de la humedad creada durante la noche.
Como podéis ver, la idea es reforestar el desierto instalando una pantalla colectora junto a cada árbol. El método de siembra que acompaña a este artículo se puede encontrar aquí.
Encontré este texto en http://www.actiweb.es/cazadordenubes/, y creo que necesita ser compartido con todos vosotros.

Ver cómo funciona este ingenioso sistema de recolección de agua