En la antigüedad, las primeras casas y ciudades se construyeron con tierra cruda. Hoy, para levantar nuestros hogares empleamos materiales de elevada energía incorporada, de difícil reciclaje y que en ocasiones incluso incorporan elementos tóxicos. Puede que haya motivos más que justificados para volver a reivindicar la sencillez y propiedades de la tierra como material de construcción.
Fernando Pacheco desde Brasil ha hecho evolucionar el superadobe (construcción con sacos de tierra) y ha creado este sistema, mucho más rápido, ecológico y económico.

(más…)