La crisis nos está azotando fuerte. Millones de personas están quedándose sin trabajo, lo que termina en que muchas familias se quedan sin un techo donde cobijarse, e incluso sin comida que llevarse a la boca. Durante las últimas décadas nos hemos acostumbrado a basar nuestra dieta exclusivamente en aquello que encontramos en la tienda. Tan sólo aquellos con acceso a algo de tierra tiene la posibilidad de cultivar sus propios alimentos.

Pero si nos remontamos a no hace tantos años, vemos como nuestros antepasados obtenían al menos parte de sus alimentos de la naturaleza, sin necesidad de cultivarlos. Antes todo el mundo sabía reconocer las plantas comestibles del campo, ya que era uso común salir a recogerlas. Eso ahora se ha perdido. Pero la naturaleza sigue ofreciéndonos estos alimentos, que lejos de ser tan sólo un último recurso, tienen en muchos casos un sabor delicioso y están llenos de propiedades alimenticias y medicinales.

(más…)