Aquellos que seáis “un culo inquieto” como yo lo llamo, os habréis encontrado muchas veces con que os hace falta aprender alguna técnica para poder construir algo. Yo tengo la suerte de haber aprendido los rudimentos de la carpintería desde pequeñito, pero nunca tuve la oportunidad de aprender a soldar el hierro. Voy a añadir algunos posts con el mejor material didáctico que he podido encontrar. ¿Os apuntáis?


Saber soldar es imprescindible para cualquier tipo de auto-construcción

Siempre he visto con fascinación cómo los profesionales conseguían soldar una pieza de hierro a otra, y cómo poco a poco se crean estructuras y cosas maravillosas. Desde una escultura hasta el edificio Empire State. Y siempre me he maravillado de la resistencia de las soldaduras. Claro está, visto con los ojos del que no sabe.

Hoy en día comprar un equipo de soldadura de arco de segunda mano está al alcance de cualquiera. Por supuesto que necesitaremos un espacio adecuado como taller, pero para la mayoría de nosotros el principal escollo es aprender a soldar. Aquellos que lo hayáis intentado sabéis cómo se “pega” el electrodo y lo complicado que es no generar más carbonilla que la propia soldadura.

En este primer vídeo, un experto como Ramón Recuero, que también imparte cursos sobre el tema en Toledo (España), nos enseña lo básico sobre soldar dos piezas en plano. Interesantísimo el comprobar cuántas cosas desconocemos… quizás con un poco de práctica, ¡el soldar no sea tan difícil!